martes, 14 de febrero de 2017

Romanticismo — San Valentín.

El romanticismo idílico se ha extendido desde sus inicios hasta hoy en día de una manera extravagante y memorable. Cada factor humanitaria indicó indicios de un sentimentalismo más allá que el entendimiento lógico, generando en sí síntomas de empatía a múltiples seres. Cada síntomas fue sobresaltándose dependiendo del nivel ideológico de la persona, llevando así a una espiritualidad con acción y reacción.  

El amor se ha mantenido vivo durante mucho tiempo. Se ha plasmado en diferentes formatos: Libros. Guiones. Películas. Canciones. Poemas. Pinturas. Esculturas.Y muchos más de la cual es un universo dentro de otro.  Se ha mantenido vivo debido a eso, a los recuerdos de aquella o aquel sentimental expresar sus palabras de manera única unificando cada diminuto pero poderoso sentir. Marcando el destello creado por la unión de esos labios; de ver un mundo asomado de esos ojos; ser despertado por el tacto mas fuerte... y sentirse completo tras cerrar los ojos. 
Esas son las palabras más usadas por aquellos que en su amor a dejado como una nueva vida para aquellos que recién descubren. Dejando su marca en la historia y creando una hipótesis funcional, y es ahí cuando se cataloga globalmente. Cada uno experimenta su conyugalidad por el reconocimiento en base a la lectura de aquellos amores del pasado. Esperando poder sobrescribir entre ellos y crear su hipótesis.  

El amor se siente al ver, oír, captar y predecir. Pero debido a la ignorancia y la falta de reconocimiento y lealtad hacia el prójimo, hemos descendido el romanticismo a una simple moralidad pasajera y no como una ley existencial. Ejerciendo el antónimo que conlleva a la destrucción del verdadero significado y en sí la debilitación del portador llevándolo a un mundo de desprecios. 

Al estar en ese mundo, todo se vuelve gris y pacifico, y lo peor de todo es que es contagioso. La libertad, silencio, serenidad que se encuentra en ella, es como encontrar el equilibrio planetario. Condenándose a una ideología seca, rígida, fría, pero verdadera.Verdadera por solo vivir de ella y no por luchar para encontrarla. Donde prefieren envolverse en sus propias lluvias haciendo correr la tierra creando un pesar entre sus hombros.Esperando el día mientras decimos: ''¿Habrá alguien? ''  ''¿Y si solo no fue para mi? ''  y no de salir a la calle a solo vivir y reconocer las leyes.

El amor puede ser enfermizo; explotador; manipulador; revelador; irritable; obsesivo; destructor, pero también es cálido; agradable; persuasivo; gentil; atractivo; atrevido; empalagoso; sincero... y si tienes paciencia, verdadero. 

Formes parte de una conyugalidad o no, eso no te dice que debas dejar de luchar para mantener o encontrar la respuesta a miles de interrogativas. Interrogativas que inclusive, las relaciones pasadas, no pudieron responder. Date la oportunidad de llenar vida a tu existencia, no con un compromiso entre ella y tú, si no con una casualidad que se creó por una ligera sonrisa mutua. 

Llena tu vida de fortaleza, confianza, resistencia, astucia, y veras como tu mundo y la de ella podrán coexistir pacíficamente, llenando de colores tu paisaje favorito. 

14 de febrero es solo un día cualquiera, hasta que la iglesia católica del siglo XX decidiera celebrar el romanticismo en un solo día. Denigrando el significado de la palabra y volverlo en una mala maña moralista. Haciendo desconocido la celebración del romanticismo en todos los días del año. 

Cada día despiértate sabiendo que la cercanía de las personas, ya sea en materia o en ideas, son pequeños fragmentos del rompecabezas que nosotros, por ley existencial, debemos armar para el equilibrio entre el bien y el mal. 

Feliz san valentín ❤

domingo, 22 de enero de 2017

Loco estoy, locos estamos.



La locura es algo inexplicable. Se puede presenciar de tantas maneras, inclusive de manera etéreo. Se puede expresar como algo intuitivo, como un sexto sentido apagado. Un sexto sentido que necesita ser perfeccionado, pero para eso requiere corromper lo establecido a la moral y legal de la ciudadanía. Llenándose de suposiciones absurdas para el mundo, pero realidades para el universo.

Les hablo de un libro que al leer la sinopsis, me entro unas ganas de delinquir para leerme la historia. Sucesivamente lleno de historia, historia de las cual el razonamiento forense, que conlleva a la lógica y la ciencia, es solo un trozo de mierda más en el mundo de un loco. 

La ciudadanía piensa que los lunáticos no pueden convivir con nosotros. De que es una amenaza para el arte carnero que somos nosotros, los seres. De que su razonamiento sobrepasa los parámetros legales para coexistir pacíficamente. Donde sus ojos, oídos, boca, manos, actúan de manera intransigente que disputan todo aquel que cree tener conocimiento de su irracional razonamiento. Pero, ¿eso no es solo pensar diferente? Ver el mundo que conocemos de manera inusual. ¿Ser realmente original? ¿Ser la nueva imagen humana? Discriminamos a  muchos por su  psiquis, por sus actos compulsivos y dialecto enfermizo con lengua desconcertado. Pero, ¿Ustedes tampoco lo son? ¿No han pasado un momento de locura? ¿Por amor? ¿Por fatiga? ¿Desconsuelo? ¿Deseo reprimidos? ¿Irritación? Y por muchas cosas más que nos podríamos llenar de recuerdos. 

La locura es solo una manera extraordinaria de vivir. Hace vivir de manera constante, fantasiosa, lúgubre, radical, explosiva, romántica, y muchos otro géneros que puedas conseguir en una librería. 
Es solo una mente más, una mente perversa y astuta, que va más allá de su personalidad a un simple personaje. Creando una severa pero rara justicia para aquellos que no puedan entender el campo minado que ustedes, nosotros como locos, estamos.  

martes, 17 de enero de 2017

Votos de amor.

Unas de las cosas que he estado pensando desde que me he visto esta película, al menos dos veces, es... ¿Que tan jodido podría ser perder la memoria? Perder el motivo del accidente. Perder todo tu maestría. No recordar el motivo de tu existencia en el supuesto  presente. Recordar todo pero a la vez nada... 

Sentirse en esa inferioridad mientras que gente desconocida te abrazan y te elogian o te reconfortan mientras escuchas aquellas palabras que para ellos pueden ser el pan de cada día, pero para ti es solo una cercanía al miedo y la miseria. Y lo peor de todos, que la o él desconocido te diga: ''Tu los conoces'' ''Tú me conoces'' y no recuerdes nada. 

Siempre me he preguntado que tan terrible es pasar ésta catástrofe, y más si andas en una relación conyugal. ¿Se daría cuenta del accidente? ¿Como reaccionaria? ¿Se tomaría la molestia de recuperarme?  O viceversa. ¿Lucharías para recuperarla? ¿Mostrarías ser alguien más aprovechándote de su limitado incapacidad? ¿Te alejarías para estar con otra? ¿O simplemente ser un desconocido mientras que el arrepentimiento te mata poco a poco mientras que, en tu ''cotidiana vida'' se llene de más decepciones? 

Yo sinceramente no sé que haría, pero apostaría totalmente que el final seria el mismo... rendirse. 

Aceptas su cuerpo, pero difícil de aceptar su personalidad alterada. Pero también seria lindo, porque volverías a enamorarla de nuevo... pero corres el riesgo de que esta vez no pase. ¿Vivirías del cambio o lucharías para que todo vuelva a ser como era antes del accidente? 

¿Que dicen ustedes? 


sábado, 31 de diciembre de 2016

Navidad y Nochevieja.

Todos estamos claros que es emocionante; excitante; fascinante cuando se acerca pero molesto para aquellos que en paz quisieran estar. 

Una de las cosas que odio del mes de diciembre, es que se muestra lo materialismo que somos y lo hipócritas que podemos hacer sin nuestro consentimientos... todo por una maldita tradición que se tiene que dar. Aclaro, no quiero llamar la atención siendo unos de esos incrédulos que llaman la atención al decir: ''Odio navidad'' ''Odio Nochevieja'' ''Odio diciembre''  
Solamente quiero plasmar, no el odio hacia algo, si no la humillación y la pena que le tengo a esos seres por solo seguir, ante que todo una tradición de manera repulsiva y no dejar que uno celebre la navidad como merece ser celebrada en la espiritualidad dentro de sí para llegar a la felicidad de uno.   De eso se trata,  ¿no? No simplemente en pasarla en familia, si no que el ultimo año ejerza, en lo más profundo de tu ser, una felicidad acompañada de con una sonrisa indescriptible.   

Nosotros creamos el festín para año nuevo y navidad. Pero no se trata de eso, se trata de que diciembre te llenes de felicidad; pero, si no es la felicidad que tu buscas, ¿entonces como esperan que uno te pueda comprender? después te dicen amargado... 
Yo no puedo tener o cumplir esa felicidad, ya que vivimos de muchos que te comprometen a patadas para solo seguir una estúpida tradición, pero no les importan la felicidad de uno. 

Esto es personal, a si que no se lo tomen como insulto. 

Les deseo un feliz año.

Que el 2017 sean un fruto de la cual saborear por mucho tiempo. Un fruto que les beneficie en la intimidad y en la espiritualidad.